miércoles, 12 de marzo de 2008

La nubosidad variable y el sindrome de Walter Lanz.


Este libro me dio un laburo bárbaro, lo empecé, y cuando iba por la mitad lo empecé de nuevo y así, sucesivamente hebía entrado en un loop del infierno que a cada vuelta me ponía más al borde del colapso hasta que vino en mi ayuda, el mismísimo Síndrome de Walter Lanz, una especie de temblequeo visual que viene acompañado de desinteligencias gastrointestinales y una lucidez extraterrestre. Yo estaba dibujando a media máquina viendo aparecer las mismas cosas de siempre y de repente, así, de una, como un piano descendiendo de un piso treinta, se me vino un Walter Lanz jodido, 9 en la escala de Ritcher. Bravo, bravo, la manito se me movía sola, buscaba los colores que en toda mi vida me había negado a usar iba y los metía y agarraba otro más jodido todavia, yo pensaba que me iban a dar una patada en el orto, y vuelta a manchar y me empiezaron los retorcijones. Me la aguantaba de puro guapo y seguía agarrado con las alpargatas al toro sebú que se había empecinado en sacarme del festival de Jesus María en una ambulancia del SAME. Y me la aguante nomas. Mansito lo desensillé en la puerta de la editorial , lo até en Humberto Primo y hasta de canchero le compré una Mountain Dew. Agrandado entré a verla a la Canela (editora de Sudamericana) con los dibujos en una mano y el teléfono de ayuda al suicida en la otra. Salió todo bien.

6 comentarios:

carrerasr dijo...

necesitamos saber mas sobre este Síndrome de Walter Lanz. Parece que da buenos resultados, aunque los costos pueden ser bastante elevados.

Anónimo dijo...

Querido CarrerasR, como médico gastroenterólogo me siento tocado por la inquietud de tu mensaje. En primer lugar no debemos dejarnos llevar por la suerte de un Walter Lanz positivo, como el que relata el dibujante, yo diariamente recibo en mi consultorio en Las Toninas pacientes con unas brutas diarreas que me dicen "Doctor saqueme el síndrome" y yo la verdad no se que hacer, los despacho con el agüita de arroz y unos pañales descartables que parecen los teletubis. Es jodido.

Dr. Asdrubal Washington Ortubey

Anónimo dijo...

El Dr. Ortubey miente. Yo soy el titular del Club de Pesca de Las Toninas, para que me ubiquen en la capital y el resto del pais, soy el morocho que sacó al tripulante del Nautilius de Jaques Cousteau que venía boyando desde el 78 con un mediomundo. Nunca habia sacado un pomo, me puse de presidente del club de pesca para no tener que andar haciendo papelones con la cañita. Pero esa mañana me levante con el Walter Lanz declarado, los temblores, la fascinación por los colores estridentes y las combinaciones de mierda. Me acuerdo patente, porque me puese esa mañana, unas calzas fucsias que creo ni siquiera eran mias. Me agarro de golpe y me fuí para el muelle derechito, manotié el mediomundo y al segundo lance lo tenía al francesito temblando como una hoja entre dos cornalitos.

Dr. Orutbey ese fué un Walter Lanz positivo, ese Walter Lanz le salvó la vida al Ferdinando y hasta me volvieron las ganas de ir a bailar a Bamboche. Dr. seamos justos, contemos la verdad de la milanesa. Eh.

Roberto Carlos Bergui.(Presidente del MDLT)

Anibal Ponce de León dijo...

Verdaderamente, vacilé mucho antes de escribir este mensaje, porque no tengo forma de autentificarme ante los visitantes de este web-log. Pero, señor Roberto Carlos Bergui, ¡¡¿ADONDE SOS EL PRESIDENTE DEL CLUB DE PESCA DE LAS TONINAS?! ¿¿Vos querés que terminemos en la justicia?? Invito al veraneante o al ocasional paseante a consultar los registros del mentado club para constatar que no hay nadie, entre los más de dos mil socios consignados desde su inauguración en 1975 (casualmente, a instancias del tristemente célebre Rodrigazo), denominado con ese apellido. Se preguntará el lector de dónde salen estos datos tan precisos; y no hay que ser aspirante al Nobel ni al Cervantes, ni siquiera al Sapag o al Tinayre, para percatarse de que EL PRESIDENTE DEL CLUB DE PESCA LAS TONINAS SOY YO: Aníbal Ponce de León (DNI 3.459.615). Pueden enviar manifestaciones de apoyo y desagravio a apdeleon@cplt.com.ar.

Juan Deleau dijo...

Estimado Presidente Ponce de León,

Habiendo pasado más de quince dias desde su más que respetuosa y paciente escritura en este blog, me veo en la obligación de dar por válidas sus aseveraciones. Al susodicho Berghi, le dimos tiempo suficiente, y no apareció. Por otra parte me he estado moviendo con gente de inteligencia local e internacional y hasta el mismisimo Dr Ortubey me hizo llegar un telex contundente: "Berghi es un garca h... de p..." Dr. W. Ortubey, dixit, y toda la información apunta a que el Sr Berghi es un difamador profesional. Le dejo mis más respetuosos saludos, y nos mantenemos en contacto por este tema.

Saludos Cordiales
Juan Deleau

laetitia dijo...

que lío que se armó con por este síndrome de m...en colores.