lunes, 10 de marzo de 2008

Robots que reconocen la verdad pero no saben que hacer con ella.


Saber es apilar. Reconocer la verdad de la mentira es cagarse la vida. Estos simpáticos muñecoides que estan desarrollando un grupo de mentes muy brillantes en algún lugar del planeta se jactan de poder pensar y poder reconocer lo verdadero, sacarán sus propias conclusiones y muy pronto los veremos con sus carritos de supermercado navegando las góndolas de la ignorancia con gesto arrogante y unas billeteritas apetecibles.

2 comentarios:

Gustavo W. [[BUSCADO]] dijo...

¿Interné tiene calendario, tiene agenda? Quiero decir, ¿Interné tiene almanaque? Quiero decir, ¿tiene efemérides? Digo... porque habría que poner una marca, una cruz, un circulito, un resaltado, algo, para decir que el día que nació este blog, el día en que fue "subido" (y dale con esto de subir y bajar cosas), activado, no debería pasar así nomás. Cuando se inaugura un comercio, se ponen plantas con tarjetas y moños, o moños con tarjetas y plantas (algunos también ponen palmas y coronas, pero eso es solo cuando se inauguran florerías). Cuando se inaugura un barco (se bota), se rompen botellas. Cuando se estrena una película, se posa para las cámaras. ¿Pero cuando se inaugura un blog? ¡¿Nada?! ¿Un afteráuer? ¿Un japiáuer? ¿Un pizza party? En fin... tan silencioso, tan deshabitado que dan ganas de hacer una fiesta. Pero bue. Aquí estamos. Hasta aquí llegamos. ¿Alguien sabe cuánto falta para que inauguren este tramo de la línea "H"? Digo... quisiera volver a casa.

Juan Deleau dijo...

Gracias Gustavo. La idea de este blog es promover la participación y movilizar las neuronas partiendo de una imágen, ilustrar al reves. Partiendo de un dibujo, o mejor, de una lectura posible de las muchas que conviven en cualquier imagen ilustrar con palabras. Es una invitación a la sinestesia. Respecto del subte H y las flores o las plantas o las botellas que parten la quilla de los barcos, lo doy por hecho.